Aquí estoy, hágase tu voluntad

María Jesús Olarte, misionera española, nos escribe desde Ecuador: ¡Que en este día del Domund te dejes "tocar" por la mano de Dios! Que todos juntos seamos capaces, con su ternura y fuerza de ser más sinceros, más justos, más valientes, más solidarios.



Amigo, amiga, aunque no te conozco el Padre común nos acerca, nos estrecha, nos hace sacar lo mejor de nosotros mismos. El, que nos ama en profundidad, nos acerca en su hijo.

¿Por qué estoy aquí, en Ecuador, haciendo camino con unas buenas gentes?
Porque eso es lo que, en un momento me pidió el Padre. El sabe por qué hace las cosas.  Yo soy una enamorada de Jesús, de su mensaje. Y por lo tanto de todos los hombres y mujeres, más de los que sufren realidades injustas. Él es mi fuerza Interior, que impulsa en actitud de servicio a trabajar en su proyecto: que todos vivamos en dignidad como hermanos.

Y sin más, viviendo en profundidad el día a día con la oración y dejando el miedo a un ladito, vamos  haciendo un camino de fraternidad, de dignidad, de lucha ante los abusos de género, de condiciones laborales injustas, de impunidad ante muertes violentas...


Por el hecho de ser bautizados, todos y todas somos y debemos ser misioneros porque Dios no es tu Padre ni mi Padre. Dios es Padre de todos y todas y así lo tenemos que proclamar y vivir. ¡Ojalá todos seamos capaces de decir: aquí estoy, hágase tu voluntad!

Etiquetas:

0 comentarios