Ayuda a un misionero

¿Dirías que no a un misionero que pide tu ayuda?



Durante todo el mes de octubre dedica unos minutos a leer los testimonios que nos han llegado desde todos los territorios de misión donde hay un misionero español y luego decide si quieres echarles una mano.

-Los misioneros te cuentan la importancia de la oración y lo imprescindible que resulta contar con ella para que la misión “ad gentes” pueda seguir adelante.

-Son ellos quienes piden también tu colaboración económica, por pequeña que sea.

-Los misioneros abren su corazón para contarte cómo surgió su vocación misionera, cómo un día decidieron dejarlo todo para entregar su vida a proclamar el Evangelio por toda la tierra.

-Ellos confían en ti.

 En su nombre, muchas gracias. Tú también eres DOMUND. Tú eres misionero.

Etiquetas:

0 comentarios