El Rosario es una escuela de fe

El Santo Padre, en el Ángelus de ayer, recordó que “el mes de octubre, está dedicado de modo particular a las misiones”. 

En el día de la Virgen del Rosario, te invitamos a rezar el Rosario Misionero, y a pedir por los misioneros, para que sigan siendo testigos de Jesús en todo el mundo.

El Papa Francisco nos invitaba a pedir al Señor “¡Auméntanos la fe!” y puso como ejemplo de fe a los misioneros:

“¡Cuánta gente entre nosotros tiene esta fe fuerte, humilde, y que hace tanto bien! […] Recordamos a tantos misioneros, hombres y mujeres, que para llevar el Evangelio han superado obstáculos de todo tipo, han dado verdaderamente la vida; como dice San Pablo a Timoteo: ‘No te avergüences, pues, ni del testimonio que has de dar de nuestro Señor, ni de mí, su prisionero; sino, al contrario, soporta conmigo los sufrimientos por el Evangelio, ayudado por la fuerza de Dios’ (2 Tm 1, 8). Pero esto atañe a todos: cada uno de nosotros, en la propia vida de cada día, puede dar testimonio de Cristo, con la fuerza de Dios, con la fuerza de la fe. Con la fe pequeñísima que nosotros tenemos, pero que es fuerte, con esa fuerza dar testimonio de Jesucristo, ser cristianos con la vida. ¡Con nuestro testimonio!
¿Y cómo tomamos esta fuerza? La tomamos de Dios en la oración. La oración es la respiración de la fe: en una relación de confianza, de amor, no puede faltar el diálogo, y la oración es el diálogo del alma con Dios”.

El Papa nos invita especialmente en este mes también dedicado al Rosario, a rezar esta oración, y a unirnos “espiritualmente a este acto de confianza en nuestra Madre”, y recibir de sus manos la corona del Rosario: “¡el Rosario es una escuela de oración! ¡El Rosario es una escuela de fe!”.

Únete a la oración del Papa Francisco rezando el Rosario Misionero:

Te invitamos a leer el artículo de Dora Rivas publicado en Alfa y Omega “El Rosario para rezarlo”

0 comentarios