“En el Cuerpo de Cristo me ha tocado ser los pies que van lejos”

Eulalia Giraldo López es una misionera laica del Camino Neocatecumenal en Costa de Marfil. Después de muchos años, ha recordado que de pequeña le pedía a la Virgen ser misionera. Cuando le dicen que es una valiente por ser misionera en África se ríe por dentro, recordando que es “muy miedosa”



Me acuerdo que me por el miedo no me montaba en la noria en la feria y otras muchas cosas... por eso estoy contenta sabiendo que esta "valentía" viene de Cristo, que elige a veces a los débiles para manifestar su fuerza. Voy a Costa de Marfil sabiendo que si Él me ha llamado y me ha enviado, su Iglesia no me abandonará. La promesa que me hizo la Iglesia de tener en mí el Amor de Cristo ha sido tan importante y ha transformado tanto mi vida, que me ha llevado a decir sí a la llamada de vivir mirando al cielo y llevando este anuncio a cualquier parte del mundo.

Dice san Pablo que en el Cuerpo de Cristo todos los miembros son necesarios y tienen una función. A mí me parece que me ha tocado ser los pies que van lejos pero cuento con los otros miembros que rezan por mí y con los que de su trabajo y sus bienes colaboran conmigo en la Evangelización.

En momentos de dificultad he experimentado esa brisa suave que son las oraciones de los hermanos y he pensado... "alguien está rezando hoy por mí", supongo que en el cielo sabré quién era.

Cuando llega la hora de marcharme a la misión y mi madre se pone triste, le digo que ella viene conmigo con sus oraciones y participa de todas las bendiciones de la evangelización.

Desde hace 20 años que dejé mi trabajo de profesora siguiendo la llamada de Jesús ¡Cuántos billetes de avión, autobuses, hasta un coche....casas, comidas, vestido...; no me ha faltado nunca lo necesario y hasta con abundancia (a veces). Dios provee siempre a través de los hermanos, unos conocidos y otros desconocidos. En la vida cotidiana soy corriente, sin nada de extraordinario, pero en allí en el fondo yo sé que tengo un tesoro, un tesoro a repartir.


La Paz a todos los que unidos en el Amor de Cristo desean que llegue el Anuncio de la Resurrección hasta los confines de la tierra.

Etiquetas:

0 comentarios