La escena se repite


Con motivo de la fiesta de san Juan Leonardi, que celebramos hoy, volvemos a recordar a Pío XI. Si ayer nos llamaba la atención el que hubiera hecho de su solideo “la primera hucha del Domund”, hoy nos fijamos en que el Papa de las Misiones vio como otro Pentecostés la fundación, en 1622, de Propaganda Fide, la que hoy conocemos como Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

El escenario y los actores eran otros, pero el Espíritu Santo seguía siendo el protagonista: “El Cenáculo de este nuevo Pentecostés estuvo aquí, en Roma. En lugar de Pedro estaba un lejano sucesor suyo, Gregorio XV. En lugar de los apóstoles y de los varones apostólicos estaba una pléyade de almas grandes y santas: [...] el bienaventurado Juan Leonardi de Luca [...] y muchos, muchos otros” (Homilía 4-6-1922).

Al impulsar una agrupación de presbíteros dedicados a la propagación de la fe, san Juan Leonardi contribuyó, efectivamente, a la institución de una Congregación para las misiones. Por eso, mientras avanzamos camino del DOMUND, podemos rezar: “Señor, Dios nuestro, fuente de todo bien, que anunciaste el Evangelio a numerosos pueblos por medio de tu presbítero san Juan Leonardi, haz que, por su intercesión, se difunda siempre en todo el mundo la verdadera fe. Por nuestro Señor Jesucristo”.

Rafael Santos

Obras Misionales Pontificias

0 comentarios