#YoSoyDomund

Geli y Charo Albarrán, trabajadoras de Obras Misionales Pontificias. 



Ángela y Rosario son gemelas, y trabajan las dos al servicio de los misioneros en Obras Misionales Pontificias. Recuerdan con cariño que el camino empezado de pequeñas con las huchas les ha llevado hoy a desgastarse cada día por las misiones.

¿Cómo es que dos hermanas gemelas trabajan por los misioneros? ¿Cuánto tiempo lleváis en OMP?

Charo
Ya desde pequeñitas íbamos juntas a postular para el Domund, sin tener demasiado claro por aquel entonces qué significaba, pero sabiendo de alguna manera, que ayudabas a mejorar la vida de otras personas. Como no creo en la casualidad, tengo la certeza que la mano de mano de Dios ha obrado para reunirnos de nuevo y así poder continuar con la labor comenzada desde niñas, de ayuda y colaboración con las misiones. Yo llevo trabajado en Obras Misionales 25 años

Geli
Sí, recuerdo cómo de pequeñas salíamos a postular con las huchas de cabezas de negritos y chinitos. Ya sentimos la curiosidad y deseo de ayudar a esos que entonces nosotras llamábamos negritos. Cuando conocimos a  Manolo, que hoy es mi cuñado y nos hablo del lugar donde trabajaba -Obras Misionales Pontificias-, vimos la posibilidad de desarrollar aquella inquietud que sentíamos desde pequeñas y comenzamos a trabajar para nuestros negritos, a través de los misioneros.
Yo llevo veinte años trabajando en OMP

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en OMP?

Charo
Lo que más me gusta  de este trabajo es saber que por pequeña que sea mi tarea, ayuda a mejorar y agrandar la gran labor de los Misioneros.

Geli
Saber que el trabajo que desarrollo va para ayudar a los misioneros a realizar su duro trabajo.

Si entregaras un euro a las misiones, ¿dónde te gustaría que fuera a parar?

Charo
Me gustaría que fuera para la infancia más desfavorecida.

Geli

A mí me gustaría que se destinase a las misiones que más lo necesiten.
Etiquetas:

0 comentarios