#YoSoyDomund

Isaac Benito, delegado de misiones de Segovia




Este sacerdote segoviano de 70 años ha sido misionero 23 años en Zimbabwe. Hoy se encarga de que los misioneros se sientan acompañados y queridos, y conseguir que los segovianos conozcan la labor misionera. Él garantiza que todo lo recaudado en su diócesis llega a la Dirección Nacional de OMP, y de ahí, a la misión.


¿En qué consiste tu trabajo en la Delegación de Misiones? ¿Tenéis contacto con los misioneros?

Soy el Director del Secretariado Diocesano de Misiones de Segovia y mi trabajo es muy amplio: Organizar las Campañas Misioneras,  enviar todo el material a las parroquias, preparar y dirigir las celebraciones litúrgicas misioneras a lo largo del año, la Oración Mensual Misionera en los conventos de clausura, mantener el blog misionero del Secretariado, colaborar en el Consejo Nacional de las O.M.P., colaborar en el Secretariado de San Pedro Apóstol, participar y coordinar las reuniones durante el año de la Región del Duero.

Con los misioneros tenemos contacto todas las semanas enviándoles la Revista Diocesana “Iglesia en Segovia”, el Servicio Misionero de Noticias, noticias de la prensa local que hablan sobre la Iglesia en Segovia, felicitándoles en sus cumpleaños, atendiendo cualquier cosa que nos pidan, compartiendo con ellos cuando vienen de vacaciones. Este apartado le cuidamos mucho por mi experiencia como misionero sabiendo lo que se agradece recibir noticias de tu tierra.


¿Qué hacéis con el dinero recolectado en el Domund?

Todo lo que recaudamos, lo enviamos inmediatamente a la Dirección Nacional de las Obras Misionales Pontificias para cubrir los proyectos que se les ha asignado de las distintas partes de territorios de misión.



¿Cómo animarías a los españoles a colaborar?

Diciéndoles las cosas tan importantes que hacen los misioneros con la ayuda que les enviamos con las colectas del DOMUND, sin estas ayudas  los misioneros no podrían realizar su trabajo apostólico. Todo lo que damos a través de las Obras Misionales Pontificias se distribuye para todos los territorios de misión,  porque todos lo necesitan. “El que siembra abundantemente, abundantemente cosechará”2ª. Cor. 9,6.


Etiquetas:

0 comentarios