#YoSoyDomund

Mónica del Álamo, estudiante de Humanidades y Periodismo 


Tiene 21 años y estudia en la Universidad San Pablo CEU. Ha visto en primera persona la misión en Etiopía, y asegura que el dinero llega, y cunde mucho. Por eso, no hay que tener reparo en colaborar con lo poco que podamos, como hacía ella de pequeña.

¿Conoces el Domund?

Sí, lo conozco de toda la vida. En el colegio nos daban un sobre, y nos animaban a implicarnos personalmente, con nuestros ahorros. Yo recibía por aquel entonces 100 pesetas de paga. Recuerdo que metí en el sobre 25 pesetas, y me parecía muy poco. Mi padre me animó diciendo que para mí era un cuarto de mi sueldo y que era muchísimo.
Hace unos años estuve en Etiopía haciendo una experiencia misionera de verano, y allí conocí personalmente a los destinatarios del dinero del Domund.

¿Cómo animarías a apoyar a los misioneros?

Yo insistiría en la obra social de la Iglesia, y también en la labor espiritual. Lo que hace un sacerdote es muy difícil de cuantificar. Cuánto bien se puede hacer con el anuncio del Evangelio, se puede cambiar el mundo.

¿Dónde te gustaría que llegara tu euro para las misiones?

A Etiopía, a las misioneras de la Caridad con las que estuve en verano. He visto todo lo que se puede hacer con sólo un euro. Sé que este dinero les llega.


Etiquetas:

0 comentarios