#YoSoyDomund

Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, arzobispo de Toledo 



Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones de la Conferencia Episcopal Española desde 2011, monseñor Braulio Rodríguez ha visitado muchos Territorios de Misión en África y América. “Si no se apoya a los misioneros, ¿qué hacemos como cristianos? Es como si un equipo de fútbol no tuviera ganar de meter goles”, afirma.


¿Por qué apoyar a los misioneros?

Tenemos que apoyarles porque es cosa nuestra, en la entraña de lo que es ser cristiano está el anunciar a Jesucristo, que es nuestra gran riqueza. Y aquellos que lo hacen en la misión ad gentes son  los que lo hacen de una manera muy especial, en primera línea. Los misioneros son un testimonio que anima a los demás cristianos a decir “¿qué hago yo que no estoy haciendo nada por mi fe?”.  Si no se apoya a los misioneros, ¿qué hacemos como cristianos? Es como si en un equipo de fútbol no se tuviera ganas de meter goles.


¿Usted ha estado en algún territorio de misión?

He estado varias veces en Latino América, desde Puerto Rico a Panamá Perú, Méjico, Paraguay y Brasil. Después he estado en Zimbabwe y Madagascar. Me doy cuenta de lo que es la vida de un misionero, que supone trabajar y cuidar de aquellos a los que tienes que anunciar el Evangelio, pero sobre todo hacer con ellos una vida donde ellos se sientan en su dignidad humana reconocidos.
Quizá, de todos los viajes el que más me impresionó fue el de Zimbabwe, porque ves un mundo diferente al nuestro. Me resultó muy atractivo, y a la vez me dio mucha pena, ya que no hacemos caso a esa gran parte de la Humanidad.


 ¿De pequeño conocía al Domund?

Sí, como todos los niños. Mi pueblo era muy pequeño, y hacíamos la colecta. Pero quizá fue en el seminario cuando conocí  más la realidad misionera. No sólo vivíamos con intensidad el Domund, sino que nos visitaban misioneros. Aprendí que nosotros podemos ayudar y tenemos que movernos y no quedamos quietos con nuestras cosas.
Etiquetas:

0 comentarios