Con Joan Soler, renace la alegría

“La alegría renace donde hay un verdadero cristiano”


En esta sufrida África, la hija querida de Dios, la alegría renace en la visita a los enfermos, en el reparto de víveres, en el trabajo de Cáritas, en los grupos de oración, en las charlas de sensibilización agrícola y familiar, en las catequesis… En definitiva, en cualquier actividad de la parroquia, porque allí donde está un verdadero cristiano, siempre ‘renace la alegría’”.

misionero español en Togo

Joan Soler i Ribas, sacerdote gerundense, es un misionero del IEME de 39 años que actualmente está en Dapaong, Togo, desde allí nos manda su testimonio misionero:

Apreciados todos, el que os escribe es un sacerdote diocesano de Girona perteneciente al IEME, en misión en Togo. Os quiero contar lo que significa en mi misión concreta la frase “Renace la alegría”. Y os podría decir que la alegría renace cada vez que conseguimos que las personas que nos rodean descubran la alegría que Dios puso ya en su corazón.
En mis tareas diarias esta alegría renace:
En Pascua, cuando los catecúmenos adultos reciben el bautizo, la comunión y la confirmación y cantan y bailan, porque se sienten llenos del amor de Dios.
En el hogar de los aprendices, cuando uno de estos jóvenes, descubre que tiene unas capacidades que ignoraba, y ve con esperanza su futuro, y sonríe.
En la escuela de alfabetización de la noche, cuando una de estas mujeres consigue aprender a leer y escribir, y escribe en la pizarra: “Yo estoy feliz”.
Con los jóvenes del grupo vocacional, cuando uno de ellos se te acerca en el despacho, y con una mirada tímida te dice: Me gustaría ser sacerdote como tú. Y tu sonríes, y el sonríe, y te das cuenta que Dios continua trabajando en el secreto de cada corazón.
En la visita a los enfermos, en los encuentros con los jóvenes, en los partidos de futbol, en los grupos de música, en el reparto de víveres, en el grupo de teatro, en el trabajo de Caritas, en los grupos de oración, en las charlas de sensibilización agrícola y familiar, en las catequesis, en las campañas de evangelización… en definitiva en cualquier actividad de la parroquia, porqué allí donde está un verdadero cristiano, allí siempre renace la alegría, la alegría de la fe, sobretodo en esta sufrida África, la hija querida de Dios.


0 comentarios