Con Cristina, David y sus hijos, renace la alegría

“Damos testimonio de familia”


“Durante este tiempo en misión hemos tenido la certeza de que ‘nunca estamos solos’. Caminamos de la mano del pueblo que nos acoge, bajo la presencia de Nuestro Señor. Hay que cruzar desiertos, pedregales, ciénagas… para llegar a este deseado ‘renacer’, el cual nos obliga a renacer cada día como hombres y mujeres nuevos. 

Misiones misioneros españoles


Cristina Belenguer y David Ferreiro son una familia misionera en la misión en Cochabamba en Bolivia, allí trabajan en el campo de la educación y la lucha contra la pobreza desde allí nos mandan su testimonio misionero para:

"Renacer la alegría"
Quizás puede parecer una locura, pero  sentimos que “renacer la Alegría” es casi una obligación, un deseo, un sueño, que debemos alimentar con nuestro testimonio, con nuestra presencia humilde, con los cinco sentidos,  retornando siempre a las  fuentes que alimentan esta vocación, identidad, compromiso hacia nuestros hermanos, amar y dejarse amar.
Durante este tiempo en misión hemos  tenido  la  certeza de que “ nunca estamos solos”; caminamos de la mano del pueblo que nos acoge bajo la presencia de Nuestro Señor; hay que cruzar desiertos, caminos oscuros, pedregales, ciénagas, para llegar a este deseado Renacer, el cual nos obliga a diario a de-construirnos para crecer como hombres-mujeres nuevos, Renacidos.
Siempre hay una sonrisa, un silencio, un llanto, una mirada  que nos sitúa nuevamente en los cimientos de nuestro compromiso. Salir de uno mismo, de sus  “falsas seguridades”, un salto de confianza, es un paso gigante, lleno de dudas, miedos... sorpresas que darán sentido a nuestro vida.
Debemos de contagiar alegría sirviendo, compartiendo, haciendo de nuestra vida una  oración  sencilla, un auténtico “Renacer en/la alegría”.
A día de hoy miramos de dar testimonio de familia y llevar la alegría de la educación en una pequeña comunidad en el Valle Alto de Bolivia.
Reciban un fuerte abrazo lleno de esperanza, unidos en la oración, el servicio y el amor incondicional".


0 comentarios