Con Francisca Sánchez, renace la alegría

“Dios me ha hecho el regalo de poder llevar a todos ellos la alegría del Evangelio”



Francisca Sánchez Crespo es una misionera comboniana española que trabaja con jóvenes mujeres y enfermos del sida en Lomé, Togo desde allí nos envía su testimonio misionero:


"Me llamo Francisca Sánchez Crespo, nací en Gajates, Salamanca. Soy misionera comboniana y hace 26 anos sentí que Dios me llamaba a la misión y, desde entonces me han acompañado toda mi vida misionera las palabras de Cristo: “Id por el mundo entero, yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo”.
Durante diecisiete años estuve en el Congo. Allí pude ver a Cristo en los enfermos de lepra y tuberculosis, así como en los presos de la cárcel de Isiro. Tras un breve periodo en España colaborando en la formación de postulantes, me incorpore a la misión de Lome, Togo.
Durante nueve años he tenido la oportunidad de trabajar con enfermos de sida, en el trabajo de formación de futuras misioneras, en la cárcel de Lome y, compartir todos los años el entusiasmo de alrededor de cien jóvenes durante un mes, impartiendo formación en la sesión de jóvenes.
Dios me ha hecho el regalo de poder llevar a todos ellos la alegría del Evangelio y el don de su Amor y mientras mi corazón se llenaba de experiencias enriquecedoras que lo iban ensanchando con cada nuevo ministerio, grupo o persona.
Ahora el Señor me encarga un nuevo ministerio y siento que debo empezarlo desde cero, con la misma alegría  y ganas que la primera vez que viaje al Congo, a Togo o, comencé un nuevo trabajo. Porque con la misma ilusión de hace veintiséis anos, hoy siento que no estoy sola, el Señor me acompaña. Y una vez más llena de confianza y guiada por la Virgen, me pongo en Sus manos.
Quiero agradecer a OMP el haber solicitado mi testimonio para poder expresar como sigo dando gracias a Dios por una vocación que, aun hoy, me llena de felicidad".



0 comentarios