Con María Villar, renace la alegría

“Intento anunciar a Jesús sin palabras, solo con gestos de fraternidad”

“El encuentro con Jesús en la oración es lo que me da alegría y fuerza para servir cada día a los enfermos que llegan a nuestro dispensario desde los poblados. En el encuentro con las personas de diferentes religiones, intento anunciar a Jesús sin palabras, solo con gestos de fraternidad, y esto me hace muy feliz”.

Misiones - Misioneros españoles



María Villar Sesma Gómez es una misionera comboniana española que trabaja en Egipto en un dispensario en la ciudad de Garagos, desde allí nos manda su testimonio misionero para conocer como renace la alegría en ella:

"Trabajo en Garagos, un pueblo del sur de Egipto situado a unos treinta kilómetros de Luxor.
El encuentro con Jesús en la oración es lo que me da Alegría y fuerza  para servir cada día a los enfermos que llegan a nuestro dispensario de los diferentes poblados .Ellos a su vez con su sencillez y su fe en Dios renuevan mis  fuerzas.
A través del encuentro cuotidiano con las personas de diferentes religiones y el respeto por cada una de ellas, intento anunciar a Jesús sin palabras, solo con gestos de fraternidad y esto me hace muy feliz.
Creo como Jesús creía en el valor de la mujer y con todos los medios busco su dignidad, a través de la formación de las madres en  el cuidado de sus bebes y formando a las jóvenes durante un mes al año en el campo de la sanidad para que ellas puedan poco a poco crear una sociedad más digna.

Es bello poder comprobar que Jesús ama a todos y quiere una vida digna para cada ser humano, esto crea paz y llena el corazón de alegría"

0 comentarios