Santa Teresa de Lisieux y el Papa del DOMUND

El Papa Pío XI además de ser el "Papa de Misiones y del DOMUND" también es el "Papa de santa Teresita", al declararla Patrona de las Misiones en 1927






Aunque todos los papas son “papas de las misiones”, es a Pío XI a quien suele aplicarse ese título por antonomasia. Y esto, por el particular cariño que mostraba hacia ellas —decía don Ángel Sagarmínaga que, siempre que había tenido ocasión de verle hablar de las misiones, había comprobado que lo hacía con lágrimas en los ojos— y por todos sus desvelos para fomentarlas. Pío XI está también ligado al DOMUND, ya que fue él quien instituyó, hace justo 90 años, esta Jornada Mundial de las Misiones.
Pues bien: de Pío XI, el “Papa de las Misiones”, el “Papa del DOMUND”, podríamos decir además que es el “Papa de santa Teresita” —aclarando, igualmente, que “... aunque todos sus sucesores lo sean también”—. Y es que él fue quien elevó a los altares a santa Teresa de Lisieux —beatificándola en 1923 y canonizándola en 1925— y el que la declaró Patrona de las Misiones en 1927.
En distintas ocasiones, Pío XI calificó a esta santa como “una palabra de Dios”, “milagro de virtudes y prodigio de milagros”, “verdadera rosa de amor caída del cielo a la tierra para maravillar la tierra y el cielo”, “obra maestra de la naturaleza y de la gracia”... Esta es la oración a la Patrona de las Misiones que el mismo Papa benefició con una indulgencia parcial en 1928:
¡Oh santa Teresita del Niño Jesús, que has merecido ser proclamada Patrona de las Misiones Católicas de todo el mundo! Acuérdate de los ardentísimos deseos que aquí en la tierra mostraste de plantar la cruz de Jesucristo en todas las playas y anunciar el Evangelio hasta la consumación de los siglos. Te suplicamos que, así como lo prometiste, ayudes a los sacerdotes, a los misioneros y a toda la Iglesia. Amén.
 Santa Teresita del Niño Jesús, Patrona de las Misiones, ruega por nosotros y protege a todos los misioneros

0 comentarios